OPINION: Obama vs Uribe: lucha de titanes

Londres -. El 29 de junio pasado se encontraron cara a cara los presidentes de Colombia, Álvaro Uribe y de los Estados Unidos Barack H Obama en la Casa Blanca, centro del universo para intercambiar palabras, ideas, planes y finalmente elogios. Un gran número de comentaristas políticos quedaron totalmente defraudados con la actitud del Presidente Obama.   

Se esperaba que Uribe recibiera un regañón por sus tendencias antidemocráticas, dictatoriales y represivas pero nada de esto sucedió. Lo que en realidad pasó fue que los elogios mutuos fueron nauseabundos y repugnantes.

Curiosamente, días antes, en el parlamento británico 240 parlamentarios habían firmado una petición para que el gobierno británico congelara la ayuda militar a Colombia debido a la política represiva del gobierno Uribista. Parece pues, que el gran aliado del Reino Unido en guerras sangrientas y dolorosas no tiene interés alguno en la paz. La paz no es lucrativa. Vender armas es el negocio y establecer bases militares en Colombia es el objetivo claro y definido del gobierno americano y Alvarito siempre con los brazos abiertos, bendice tal intervención.

Se dice que Obama le comentó a Uribe que cuatro años más en el Palacio de Nariño no era buena idea, Parece que lo dijo más en broma que en serio, pero nadie sabe de lo que se habló cuando los dos presidentes pasaron unos minutos a solas. Un aliado como Uribe es lo que les gusta a los gringos. Para la Casa Blanca y para el Reino Unido, lo que más les conviene es que Uribe siga o que Juan M Santos asuma el mando dentro de un año, son gentes de confianza de los dos gobiernos. No olvidemos que la guerra contra el terrorismo es el objetivo número uno de los tres gobiernos: Estados Unidos, el Reino Unido y Colombia y el fin justifica los medios en el mundo político de hoy y de ayer.

Obama felicitó efusivamente a Uribe por los logros obtenidos por su gobierno. Primero que todo, por su lucha contra el narcotráfico y la extradición de varios capos colombianos a los Estados Unidos. En segundo lugar por su política económica durante este periodo tan difícil para todo el mundo y finalmente por sus avances positivos en cuanto a derechos humanos se refiere. No solo lo felicitó por estos discutidos éxitos, lo que demuestra un desconocimiento total de la realidad colombiana, sino que le dio el visto bueno al tratado de libre comercio, aunque hay que esperar unos días para ratificarlo.

Como he dicho anteriormente, el desconocimiento de la realidad colombiana por parte de Obama es aterrador por las siguientes razones: la violencia contra la clase trabajadora no ha disminuido pero ha aumentado por ejemplo en el 2008 el número de sindicalistas muertos, pasó de 39 a 49. Si ha esto le sumamos la labor de espionaje que los investigadores del G-3 realizaron entre 2004 y 2005 contra personas vinculadas a organizaciones de Derechos Humanos, magistrados y líderes políticos, las cosas no han mejorado sino empeorado. Entre las decenas de casos sobresalen los de los abogados Alirio Uribe y Gustavo Gallón, así como el del periodista Holman Morris.

En cuanto a los laureles económicos lo único que se puede decir es que Uribe ha seguido al pie de la letra los dictámenes del Fondo Monetario Internacional entregándole las riquezas naturales y la industria nacional a las multinacionales y ofreciéndoles a los inversionistas extranjeros concesiones nunca vistas desde la década de los veinte del siglo pasado. Por lo cual el Presidente gringo está más que agradecido. La soberanía nacional es lo de menos y al mismo tiempo, que los pobres se frieguen por que nadie va a echarles una manito.

Pero el resultado más importante de la reunión colombo-americana ha salido a la luz del día en las últimas semanas. Una nueva base militar americana en Colombia, ya que las que tienen ahora no son suficientes y nadie sabe que se va hacer allí. Como todo el mundo sabe las bases de Arauca, Larandia, Tres Esquinas, Leticia, Puerto Leguízamo, Tolemaida y la base naval de Cartagena, se han convertido en bases americanas gracias al Plan Colombia. Lo que no se sabe es el número exacto de norteamericanos en cada base. Hasta la Revista Cambio descubrió que el agua moja. Que en Colombia los gringos están como Pedro en su casa, desde hace años.

A la única conclusión a la que podemos llegar es que Obama es igualito a Bush en cuanto a sus relaciones con Colombia. Nada, absolutamente nada ha cambiado desde que Clinton nos impuso el Plan Colombia hace ya diez años. Colombia no saldrá de esta encrucijada sangrienta hasta que el pueblo se rebele y exija su independencia total. ¿Qué pasó con nuestro 20 de julio?

2 thoughts on “OPINION: Obama vs Uribe: lucha de titanes

  1. “Se esperaba que Uribe recibiera un regañón por sus tendencias antidemocráticas, dictatoriales y represivas pero nada de esto sucedió. Lo que en realidad pasó fue que los elogios mutuos fueron nauseabundos y repugnantes”.

    Me parecen muy poco argumentativos este tipo de comentarios.

    Se me quitaron las ganas de seguir leyéndolo.

  2. Me parece que al autor de este nauseabundo articulo, le gustaria ver a Chavez apoderarse de Colombia. Ya es hora de parar esta propaganda de izquierda, quisiera saber cuanto dinero les pasa Chavez a estos periodistas, mediocres.

Comments are closed.