Londres, una de las ciudades preferidas para el verano europeo

Londres – Inglaterra-. La capital británica es una de las preferidas por europeos y visitantes de todo el mundo y máxime en época de verano. Salir de compras, disfrutar de sus zonas turísticas o de los eventos artísticos es una siempre una buena excusa.

Justamente durante los meses de julio y agosto, cuando el verano llega en sus puntos más altos, afloran los festivales en lugares públicos y parques para el deleite de propios y visitantes.

Si la idea es disfrutar del turismo de la capital, Londres tienen una excelente oferta de lugares como Westminster, London Eye, Piccadilly Circus, Marble Arch, Oxford Street, Regent Street, Hyde Park, La Catedral de St. Pauls, Tower Bridge, El Palacio de Buckingham que es la residencia oficial del monarca británico o Knightsbridge con su exclusivo barrio residencial y comercial al oeste del centro de la ciudad.

Y si de museos o teatros se trata, la lista es bastante larga donde encontraremos La Galería Nacional o Madame Tussauds donde te divertirás con algunos de los rostros más famosos del mundo hechos en cera.

Londres es la ciudad ideal para los amantes de los museos. Hay cientos para elegir, entre ellos, el Museo Británico, el Museo de la Ciencia y el Museo de Historia Natural.

Récord de visitantes en 2014

Dos años después del hito del tirón olímpico, Londres continúa manteniendo su gancho turístico y el pasado verano batió su récord de visitantes, con cinco millones de visitantes extranjeros en los tres meses, un 3% más que en el estío anterior.

Los turistas foráneos gastaron 3.500 millones de libras en la capital británica, lo que también supera los registros anteriores y supone un 6% más.

¿Por qué está funcionando tan bien la marca Londres? Los analistas creen que la ciudad se ha beneficiado de un verano insólitamente benigno, pero sobre todo de su palpitante actividad cultural y también un poco del tirón de imagen de su monarquía.

Por supuesto se mantiene la espectacular oferta comercial, con tiendas y almacenes abiertos todos los días de la semana. Ninguna marca del mundo falta en Londres.

Según las estadísticas gubernamentales, el Imperial War Museum, que reabrió en verano tras una rehabilitación de 40 millones de libras, recibió solo en agosto 250.000 visitantes.