Joaquín Bedoya, en diciembre y sin el ‘Rey de la Parranda’

Joaquín Bedoya, en diciembre y sin el ‘Rey de la Parranda’

 

Pereira – Risaralda-. Estamos a una semana del mes de diciembre y “El Rey de la Parranda” se nos ha ido con su música decembrina a los cielos celestiales. Joaquín Bedoya, con toda una vida dedicada a la música parrandera de Colombia falleció el pasado 22 de noviembre en Medellín, Antioquia.

Con motivo de su fallecimiento, las emisoras de radio empezaron a sonar con más fuerza sus canciones y en Viva La Radio se le rindió un merecido homenaje póstumo como se deben recordar a los grandes artistas: tocando sus canciones. Durante cerca de dos horas sonaron sus canciones en medio de mensajes de los oyentes llegados de todo el mundo.

Joaquín Bedoya, que había nacido el 10 de febrero de 1943 en Frontino, Antioquia, se convirtió en uno de los intérpretes más queridos y exitosos de esta música antioqueña. Sus inicios en la música se dieron de la mano de José A. Bedoya, su hermano mayor, quien ya había cobrado fama como pionero de la música guasca.

Fue él quien le enseñó a tocar la guitarra. Su primera grabación, según recordaba, fue compuesta por los temas “El espanto” y “Desconfíale a las mujeres”, grabadas para Discos Victoria hacia 1960. Luego llegarían sus primeras composiciones, “El relojito” y “El fiambre de Estela”. Algunas de esas piezas, como “La juventud” y “La negra contenta”, fueron grabadas por El Combo de las Estrellas y Policarpo Calle. En total grabó más de 50 producciones discográficas.

En 1975, al lado de Adriana Holguín y José A. Muñoz integró el grupo Los Raros, bautizado así en homenaje al clásico tema “Como yo soy tan raro”, de Gildardo Montoya.

La música de Joaquín Bedoya se caracteriza por su estilo picaresco y de doble sentido, sin llegar a ser vulgar. Tal como se lo explica a Alberto Burgos en su libro “La música parrandera paisa”: “Siempre poniéndole un poco de picardía, claro que no muy fuerte, porque si uno lo hace muy vulgar no sirve para las casas, pues en las casas hay niños”.

Una larga lista de éxitos

Los diciembres antioqueños no se conciben sin la música parrandera de Joaquín Bedoya. Algunas de las canciones por las que más se recuerda al ‘Rey de la Parranda’ son, entre otras, “Échele agua a la sopa”, “Llegaron las Putierrez”, “Las veteranas”, “Las dos camisas”, “El corbata gastador” o “Aguardiente p’al chofer”.

Joaquín Bedoya grabó para Codiscos, Fuentes y Discos Victoria. También llegó a componer canciones para otros artistas de otros géneros, incluso rancheras. Además de la guitarra, tocaba la lira y el tiple.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *