El Gran Combo “recalentó” a la Discoteca Guayando en Londres

El Gran Combo “recalentó” a la Discoteca Guayando en Londres

La popular orquesta El Gran Combo de Puerto Rico se encargó de abrir el año 2003 en cuanto a los conciertos de salsa se refiere en la ciudad de Londres, Inglaterra, con el increíble espectáculo que brindó el pasado 1 de Febrero en la singular discoteca Guayando que rebosó de público hasta más no poder. Hasta bien pasada la media noche se podía ver gran cantidad de personas que forsejeaban por obtener una entrada, o incluso teniéndola consigo, para poder ingresar al recinto y presenciar en menos de 7 meses, el segundo concierto del grupo que empezó su traginar musical en 1962 y hoy, después de más de 40 años, sigue tan campante como nunca por todo el mundo llevando alegría y sabor boricua.

El público, que antes de ingresar al recinto soportó una temperatura por debajo de los 8 grados, una vez comenzó el maestro Rafael Ithier a dirigir a sus muchachos del Gran Combo, el termómetro se disparó hasta superar los 40 grados de calor logrando que las propias paredes del salón se humedecieran.

Incluso hubo momentos en los que algunas personas tuvieron que ser sacadas para recibir aire más fresco porque allí era casi imposible respirar y moverse.

Y obviamente, una gran parte de los espectadores tuvieron que resignarse con limitarse a ver la actuación del grupo porque de ahí a disfrutarla bailando, era una misión casi que imposible.

Durante el show, que superó las dos horas de duración, El Gran Combo hizo un recorrido musical interpretando sus mejores éxitos de ayer y los más recientes. De ahí que temas como “Brujería”, “Y no hago más ná”, “Amame”, “Ojos chinos”, “Un verano en Nueva York”, “El trmpolín”, “Gotas de Lluvia” o “Me liberé”, hicieron vibrar a un público sediento de salsa, sabor y eso sí, de mucha agua.

Así pues, Guayando Latin Club se apunta otro éxito artístico aunque cierto sector del público se mostró inconforme, por un lado por el sobrecupo y, por el otro, por no poder disfrutar con mucha más comodidad de una orquesta como El Gran Combo.