“Tengamos el sexo en paz”, obra con Ximena Rico

“Tengamos el sexo en paz”, obra con Ximena Rico

Londres-. Hace pocos días se estrenó en el Bolívar Hall la obra de teatro “Tengamos el sexo en paz”, una adaptación del cubano Eduardo Eimil, que ha sido traducida en varios idiomas y protagonizada por la actriz colombiana Ximena Rico.

La obra es un monólogo para teatro escrito por Darío Fo, ganador del premio Nobel de Literatura y su esposa Franca Rame. Este matrimonio se planteó teatralizar y llevar a escena un texto de su hijo Jacobo Fo, “El zen o el arte de fornicar”.

De esta manera la dramaturgia se ha ido enriqueciendo y latino-americanizando  en una mezcla de experiencias personales y culturales. El  texto original vuelve a nacer dentro de los horizontes un tanto autobiográficos de la actriz – su experiencia en Cuba, donde vivió casi una década, su vida en Colombia, su estancia en Londres. Tres realidades completamente distintas que se mezclan explosivamente con el texto original para una puesta en escena provocadora, divertida y cosmopolita. La sexualidad sin tapujos, con todas sus letras vista ahora a través del mestizaje, de lo híbrido y  de lo universal.

La protagonista que esta vez se desempeña no solo como actriz, sino como productora y diseñadora de vestuario. Tiene en su haber personajes inolvidables en obras de la altura de  “Seis personajes en busca de un autor”, “El Perro del Hortelano”, “Lisistrata”, Aprendiz de bruja, “Fábula de un país de cera”,” Our town” , entre otros. Así mismo ha fungido como productora en una versión cubanizada de: “Monólogos de la Vagina”, y ha incursionado en la dirección con obras “Te-desconcierto” en el prestigioso Teatro Nacional de Cuba y “La olla” en el teatro “Sena Financiero” de Bogotá.

Lo que dijo la critica

“La actriz despliega una muestra de personalidades que van de la intelectual que se acerca al sexo con la fogosidad y el encanto de una jovencita dominada por el prejuicio materno, hasta la experimentada señora bahiana y tropical que hace del despliegue de sus curvas un canto al gozo de la vida y el amor carnal. Un espectáculo, en definitiva encantador y desprejuiciado, que nos acerca a la reflexión sobre nuestros propios prejuicios y nos aporta la sonrisa eficazmente acompañada de una inteligente cavilación sobre nuestra propia condición humana”, fueron algunas de las críticas posteriores a su estreno.

“Ximena es una artista dotada de extraordinarios dones para la transición escénica y la encarnadura de diversos personajes. En ese sentido, es ésta una pieza hecha a la medida de sus habilidades, aportándole la ocasión de probarse en distintos aspectos y personajes diversos, en una caravana de episodios que incluyen la sensualidad, el erotismo y la inocencia, como por ejemplo en la escena adánica primordial, donde realiza una personificación de una Eva inquietante, aportando al mito una sensible carga de significación humana”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *