Henry Fiol:”De Cachete” nuevo álbum -Entrevista exclusiva –

Escuche “De Cachete” de Henry Fiol

Londres-. Henry Fiol es uno de los más reconocidos soneros clásicos de la música latina ligado a la salsa: cantante, compositor, percusionista, director de orquesta, productor y escritor. Nació en Nueva York donde siempre se ha radicado, hijo de padre puertorriqueño y madre italiana-americana. Si usted se considera buen melómano, recomiendo leer esta entrevista.

Padre de tres hijos y el mayor, Orlando, es pianista, arreglista, percusionista y a veces trabaja con él. Graduado de Hunter College donde estudió artes plásticas y recibió su título en bellas artes, BFA. Tiene en su haber éxitos como “La juma de ayer”, “Mala suerte” o “Picoteando por ahí” entre muchos más.

Acaba de lanzar su nuevo trabajo “De Cachete” y se puede descargar de forma gratuita por internet. El maestro Henry Fiol, en entrevista exclusiva para !Viva la Radio! desde Nueva York, no se mordió la lengua al responder estas preguntas con respuestas sin desperdicio alguno.

P: Su nuevo álbum de “De cachete”, es un regalo para los seguidores de su música, maestro Henry Fiol?
R:
“Sí, he llegado al punto en mi carrera que he querido devolverle algo a los fans por su apoyo a través de los años. Son muy pocos los artistas que han podido durar y mantenerse en este negocio tan caprichoso; soy consciente que les debo todo por su lealtad. La oferta de la descarga es gratuita y la pueden hacer desde  mi portal www.henryfiol.com.  Es una forma de expresar mi agradecimiento a ellos; por eso lleva el título “De Cachete”, porque es algo completamente gratis. Otra razón por la cual estoy experimentando con este nuevo concepto de mercadeo es  intentar solucionar el problema de la distribución y difusión de mi música. Como nunca he pertenecido a un sello grande y poderoso como La Fania, Sony o Universal, siempre he padecido de muy pobre distribución de mis discos a nivel mundial, especialmente en Europa y en muchas partes de Latinoamérica. Pero ahora con esta nueva idea, utilizando el internet, cualquiera podrá tener mi música donde sea”.

P: Usted dice rendirse ante los avances tecnológicos y prefiere regalar este álbum, antes que se lo pirateen, es así?
R:
“En la primera canción titulada “De Cachete”, explico a través de las letras las razones por las cuales estoy brindando este obsequio. La piratería, las descargas desautorizadas del internet y el acto de copiar música sin autorización han acabado con el negocio del disco.
Por eso digo: “Yo compongo mi cantar para el rico y para el pobre, para el viejo y para el joven, pero pa’ que me lo roben, lo prefiero regalar.”

P: O sea que con la piratería en internet, hoy los músicos poco pueden hacer para vivir de su profesión?
R:
“Es muy difícil hoy en día para un artista vivir de las regalías y las ventas de los discos.  Ahora el artista vive mayormente de las presentaciones ganando su vida en la tarima. Por eso algunas casas disqueras ya están pidiendo en sus contratos (como recompensa para la promoción que están haciendo para sus artistas), hasta un porcentaje de lo que gane el artista a través de sus conciertos. Esto es algo nuevo – las casas disqueras nunca se metían en esto antes,  pero es algo que ha surgido debido la caída de las ventas de los discos.  No sé lo que estará pasando en Londres pero en Nueva York, por ejemplo, las dos cadenas de tiendas de discos más grandes de la ciudad, Tower Records y Virgin Megastore, ya se quebraron y han cerrado sus puertas al público. Con esto te digo todo; es el indicativo de un negocio en estado de crisis”.

P: Esto quiere decir que el álbum “De cachete” no se conseguirá en las tiendas de discos y solo estará en su portal de internet para compartirlo con sus fans?
P:
“Mi nuevo cd “De Cachete” no está y no estará a la venta en las tiendas; solamente está disponible como descarga gratuita a través del mi portal en internet. Quisiera invitar a todos los fans, a todos los salseros y a los salsómanos para que visiten www.henryfiol.com  y conseguir su copia. El precio está super bueno…está “De Cachete”.

P: Muchas cosas han cambiado en el mundo, avances en la política y en nuevos gobiernos pero usted dice que la cosa sigue igual…”amos y siervos nada más” ?
R:
“El tema “Amos y Siervos” fue escrito varios años atrás e irónicamente ahora, debido al bajón económico, su mensaje ha llegado a ser algo medio profético. La canción dice, básicamente, que no hay una gran diferencia entre el estilo de vida moderno y el sistema feudal del tiempo medieval. Lo único que ha cambiado son los nombres. En ese entonces, el amo obligaba a los siervos a trabajar y a rendirle tributo económico por el derecho de vivir en su feudo.  Ahora, un nuevo amo, con un nombre diferente – ahora lo llamamos el “banco” – a través de sus hipotecas, préstamos y ofertas de crédito sin límites, son los dueños de casi todo, y nosotros, mordiendo más de lo que podemos masticar. Hemos cedido nuestra libertad y nos hemos convertido en siervos, en casi o semi-esclavos, trabajando a lo loco, como una rata en una rueda circulante, para hacer nuestros pagos al banco y seguir viviendo. En una parte de la canción, digo lo siguiente: “Prestamos pa’ aquí, hipotecas por allá – uno cree que tiene algo, en verdad no tienes na’- crédito pa’quí y seguro por allá – somos casi esclavos, siervos nada más.”

P: En qué se diferencia este nuevo álbum “De cachete”, al anterior “Guapería” ?
R:
“Aparte de las diferencias más obvias – las canciones en sí y la oferta de la descarga gratuita – la diferencia principal entre mi producción discográfica anterior, “Guapería”, y la más reciente “De Cachete” fue en la forma en que las dos grabaciones fueron hechas. En “Guapería”, que grabe en Nueva York con la mayoría de los músicos de mi conjunto, usé un metronomo o un “click-track” para grabar la sección de ritmo y se grabaron los diferentes elementos individualmente, en secciones, uno por uno.
Pero en “De Cachete”, que fue grabado en Cali, Colombia, con excelentes músicos caleños, ensayamos la sección de ritmo primero y la grabamos en bloque, de un cantazo, y después añadimos las otras cosas (los vientos, los coros, etc.) por encima.  Por eso creo que el nuevo trabajo tiene un ritmo más sabroso y natural; suena más como una grabación en vivo y pudimos afincarnos para darle más “swing”.

“El reggaeton y la bachata son dos géneros musicales que detesto intensamente”

P: Henry Fiol sigue siendo el mismo sonero de antaño o las nuevas influencias musicales han variado su camino como compositor y creador musical ?
R:
“A través de los años siempre he seguido con mi estilo típico del ramo más tradicional de la salsa; un estilo que es basado en las raíces de esta música: el son cubano, el folclor afro-cubano, y la música campesina cubana también. Mi música es como una fusión de estos tres elementos básicos, pero al mismo tiempo, en los arreglos y en la instrumentación que uso, he agregado ingredientes del jazz (el uso del saxofón), de la música brasileña y del pop americano. Siempre he sido medio purista en mi orientación a
la salsa pero mi meta nunca ha sido crear nostalgia. Conservando la estructura y los elementos principales de esta música, he tratado de seguir la tradición del son con la idea de crear un son moderno o un son contemporáneo.
Entonces, para contestar la pregunta, yo diría que si hay influencias modernas que trato de incorporar en mi estilo – escucho más jazz y música brasileña que salsa o cualquier otra cosa – pero si la pregunta se refiere otras cosas contemporáneas como el reggaeton, la bachata, o la salsa romántica, tendría que decir que no. El reggaeton y la bachata son dos géneros musicales que detesto intensamente y nunca los escucho, y aunque de vez en cuando puede haber alguna cosa – alguna melodía bonita, por ejemplo o algún elemento en un arreglo de un disco de salsa romántica que me llame la atención-  básicamente, considero esta música demasiado comercial y sosa, como un huevo sin sal, y la ignoro”.

P: Cuando usted prepara un disco, solo piensa en su contenido y no en ventas o premios ?
R:
“Cuando estoy preparando un disco  nunca pienso en premios ni ventas.  Siempre he sido un artista un poco marginalizado, fuera de la “pina” o la movida principal de la salsa; un artista de una fanaticada que es como un “culto”, o mejor dicho, un artista “subterráneo”. Nunca he sido nominado para un premio Grammy, y no creo que me vayan a nominar para algo así en el futuro. Tampoco espero vender cantidades inmensas de discos. Lo que si he tratado de hacer a través de los años es enfocarme en el contenido de mis canciones.  He grabado temas jocosos y temas que son simplemente “pa’ gozar y bailar”. Pero dentro de un contexto o un formato popular y comercial como es la salsa, he tratado de enviar mensajes importantes a los oyentes: mensajes filosóficos y espirituales, y también mensajes de un carácter socio-político. Creo que el artista o el compositor tiene el deber de reflejar las verdades de la vida según sus propias observaciones, pero a la misma vez, creo que tiene el deber de intentar expresar lo que el pueblo está sintiendo; esos sentimientos que la persona común y corriente en la calle siente fuertemente pero que quizás debido a la falta del don poético, no puede expresarlo. Creo que canciones como “Picoteando por Ahí”, “De la Mano a la boca”, y ahora “Amos y Siervos” pueden ser ejemplos de esto”.

P: Con el tema “La vendedora”, en su nuevo disco, usted rinde homenaje a los que se rebuscan la vida para sacar a sus familias adelante y de nuevo, las historias sociales son parte de su legado musical?
R:
“La Vendedora”, fue escrito en Cali, Colombia, años atrás, y trata de una vendedora de aguacates que yo veía y oía desde mi ventana en el hotel donde me quedaba.  Ella rompía el silencio de la tarde con su pregón: “Aguacate!  Aguacate!”, en una voz tan bonita y con un andar tan sandunguero que me llamaba la atención y me inspiró a componer una canción. Como los soneros de antes, siempre he tratado de mantener contacto con la gente, con la calle y con esas cosas de la vida cotidiana que le dan el sabor a nuestra cultura. Por ejemplo, una de estas cosas universales es el piropo, y a través de los años he compuesto unas cuantas canciones basadas en diferentes piropos.  Ahora en este nuevo disco hay una de estas titulada “Tantas curvas” que saqué de un piropo gracioso que oí un día: “Ay mami, tantas curvas y yo sin frenos.”  Así es que el contenido socio-político, sea de carácter serio o más liviano, siempre ha formado una parte de mi expresión como artista y, obviamente, creo que será considerado como parte mi legado”.

P: Hay una canción que puede interpretarse como un testamento. Usted desearía “Una rumba más” y no muchas flores en su despedida el día que parta de este mundo?…como dice su canción, otra rumba más para poder irse en paz….
R:
“Después de muerto, uno no tiene control sobre qué tipo de velorio o servicio fúnebre te van a brindar, pero a mí me encantaría oír “una rumba más”, como dice la canción.
Yo no me llamaría un “rumbero” – es un título de mucha altura que solamente aspiro tener -porque siempre he sido un gran amante de la rumba. Me he considerado más conguero que cantante.  Por ejemplo, la parte favorita de mi show es la conclusión, cuando puedo callarme y tocar la conga en “La última rumba”.  Yo cierro los ojos y me pongo en trance.  El tambor es algo muy poderoso, algo que llevo en el corazón, y si me pueden honrar con una rumbita más al morirme, seria eternamente agradecido”.

P: Maestro Henry Fiol, cuándo lo tendremos de nuevo por Londres, una ciudad en la que los latinos y los amantes al son de verdad, lo extrañan ?
R:
“No se cuándo estaría en Londres otra vez – la última vez fue hace unos seis o siete años en el Carnaval del Pueblo en el Burgess Park – pero espero que sea pronto. Londres me encanta; es una de mis ciudades favoritas”.

P: Finalmente, cuántos años lleva en la música y cuántos discos recuerda, así como premios, a su exitosa carrera?
R:
“Llevo aproximadamente cuarenta años en la música – los primeros cinco o seis años como conguero y los treinta y cinco restantes como cantante -. Como expliqué anteriormente, siendo un artista un poco marginalizado, nunca he recibido un premio grande como el Grammy ni nada así por el estilo. He recibido placas, me han hecho homenajes y cosas así. En los años setenta, la portada que yo pinté para el primer LP de Saoco, recibió un premio de la revista Latin New York como la mejor carátula del año pero el honor más grande que he recibido en la música fue en Medellín, Colombia, a mediados de los años noventa.  Abrimos la plaza de Medellín de nuevo, después de haber estado cerrada por mucho años debido al peligro en la calle, con un gran concierto en la Plaza de Toros, y esa noche me regalaron el “collar de arepas”, el honor más grande para los paisas. Fue nada más que unas arepitas sencillas en un cordón en forma de un collar, pero para mí, fue algo que me tocó el corazón, algo que siempre recordaré”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *