Declaración de Conciencia Cristiana, Westminster

Londres-. Por Pedro Pablo Arias-. Proteger la vida humana, el matrimonio y la libertad de conciencia son fundamentos para crear y mantener familias fuertes, comunidades saludables y una sociedad justa.

Nuestra fe como cristianos nos obliga a hablar y actuar en defensa de todo esto. No obstante en los últimos años en el Reino Unido se ha incrementado una hostilidad contra la fe cristiana y sus valores, tanto que los cristianos han estado bajo una gran presión política y legal con el aval de los medios de comunicación, para ajustarse casi obligatoriamente a los valores seculares. Estos cambios están amenazando libertades que antes se habían dado por sentado.

En este país se ha tomado recientemente como ejemplo a los creyentes de Los Estados Unidos, que con la Declaración de Manhattan, lanzada en Noviembre de 2009 ya ha sido apoyada por más de 400,000 cristianos estadounidenses.

Aquí en el Reino Unido, varios grupos de cristianos, incluido la organización cristiana más antigua del mundo la “Evangelical Alliance”, han redactado una declaración equivalente a la de Los Estados Unidos de América con el nombre de “Westminster 2010: Declaración de Conciencia Cristiana” .

Una Declaración que apoya plenamente el Ministerio Bendiciendo a las Naciones, Iglesia Cristiana de Newham. El propósito es hacer un llamado a los cristianos del Reino Unido de todas las denominaciones a firmar y apoyar la histórica fe cristiana que mantiene sus creencias bíblicas sobre la vida, el matrimonio y la conciencia.

Estos son tiempos sensibles para la humanidad y estos puntos merecen seriamente una profunda reflexión. El mantenimiento de las libertades fundamentales son igualmente importantes para las personas de otras religiones. Mientras que la Declaración se concentra en tres de varios posibles temas de gran interés o urgencia política, también se hace énfasis en la importancia para los cristianos y su preocupación por el medio ambiente, la pobreza global, la injusticia en la balanza comercial, hacia los discapacitados y el endeudamiento.

Esto igualmente demanda una seria acción cristiana. Hago un paréntesis para recordar nuestra visita junto con un grupo de líderes cristianos de Londres hace dos años a la oficina del Primer Ministro, Gordon Brown, en el 10 Down Street, donde expresamos nuestra preocupación por la pobreza en el mundo y como algunos países ricos en vez de combatirla lo que hacen es fomentarla a través de injustos tratados comerciales donde los ricos se vuelven más ricos y los pobres más pobres.

El Primer Ministro se comprometió a llevar alternativas como representante de uno de los países más ricos del mundo para ayudar a las naciones más pobres. Sabe usted que mil doscientos millones de personas viven con un dólar o menos al día? Que cincuenta y cuatro países son más pobres ahora de lo que eran en 1990? Que doscientos cuarenta y cinco millones de niños de 5 a 17 años tienen que trabajar y que como consecuencia hay ochocientos sesenta millones de adultos analfabetos? Volvemos a la Declaración Westminster 2010 que fue lanzada recientemente, en la pasada Semana Santa, justo antes de las elecciones generales, invitando a todos los cristianos a firmar.

Mientras que los candidatos parlamentarios obviamente representan partidos que tienen varios puntos de vista en lo que respecta a estos temas y a la libertad religiosa, la Declaración, no obstante les invita a “respetar y defender los derechos de los cristianos para mantener sus creencias y actuar de acuerdo a su conciencia cristiana.” Esto hace de la Declaración un recurso bastante útil para emplear en este tiempo de campaña electoral.

Interesante declaración de Steve Clifford, Director General de la Evangelical Alliance: “El año pasado se ha visto una sacudida sin precedentes en las instituciones públicas, desde el parlamento hasta los bancos e incluso en varios sectores de la iglesia. Este período de cambio en la historia de nuestra nación no es un tiempo para estar temerosos, más bien es una oportunidad para comprometernos como cristianos sin ningún reparo en las conversaciones públicas para ayudar a desarrollar los buenos valores en nuestra sociedad”.

Esta es la Declaración que ya tiene el apoyo de casi veinte mil firmas:

Westminster 2010: Declaración de Conciencia Cristiana

Proteger la vida humana, proteger el matrimonio, y proteger la libertad de conciencia son fundamentos para crear y mantener familias fuertes, comunidades unidas y una sociedad justa. Nuestra fe Cristiana nos demanda a hablar y actuar en defensa de estos conceptos.

Nuestras creencias y valores

Como Cristianos afirmamos nuestra creencia histórica en Dios el Padre (quien nos creo y nos dio características únicas para nuestra vida juntos); en Dios el Hijo Jesucristo nuestro salvador (aceptando su encarnación, enseñanza, reivindicación, milagros, muerte resurrección y regreso para juicio); y en Dios Espíritu Santo (quien vive en nosotros, nos guía y nos da fuerza). Nos comprometemos a adorar, honrar y obedecer a Dios.

Como ciudadanos del Reino Unido afirmamos nuestro compromiso de ejercitar nuestra responsabilidad social y trabajar por el bienestar común y de someternos a toda autoridad gubernamental y obedecerla excepto cuando nos demande el actuar injustamente. La vida humana Creemos que siendo imagen de Dios, toda vida humana tiene intrínseca e igual dignidad y valor y que es deber del estado el proteger al más vulnerable.

Nosotros apoyaremos, protegeremos, y abogaremos por aquellos – incluyendo niños nacidos y no nacidos, los que están enfermos, discapacitados, adictos, ancianos, en familias de un solo padre, pobres, explotados, siendo traficados – esclavos -, buscando asilo apropiadamente, siendo amenazados por cambios en el medio ambiente, o explotados por el comercio injusto, políticas de ayuda o deudas.

Nos comprometemos a trabajar para proteger la vida de cada ser humano desde el momento de su concepción hasta su fin natural, y nos reusamos a cumplir con cualquier mandato que nos exija participar con o facilitar el aborto, las investigaciones que destruyan embriones, el suicidio asistido, la eutanasia o cualquier otro acto que involucre el tomar intencionalmente una vida humana inocente. Apoyaremos a aquellos que tomen esta misma posición.

El matrimonio

Nos comprometemos a apoyar el matrimonio – la unión en un pacto de toda la vida de un hombre y una mujer como esposo y esposa. Creemos que es ordenanza divina, el único contexto para la unión sexual, y la más importante unidad para el sostén de la salud, educación, y bienestar de todos.

Llamamos al gobierno a honrar, promover, y proteger el matrimonio y reusamos someternos a cualquier edicto que nos obligue a igualar cualquier otra forma de unión sexual con el matrimonio. Nos comprometemos a continuar afirmando lo que como cristianos creemos acerca de la moralidad sexual, el matrimonio y la familia.

La conciencia

Nos consideramos privilegiados de vivir en una sociedad democrática donde todos los ciudadanos tienen derecho a participar en el proceso político. Nos comprometemos a hacer lo que esté a nuestro alcance para garantizar que las leyes sean justa para todos, particularmente en proteger a las personas más vulnerables.

Buscamos el asegurar que la libertad de religión y de conciencia estén protegidas contra toda interferencia del estado u otras amenazas, no solamente a individuos sino también a instituciones incluyendo familias, instituciones benéficas, escuelas y comunidades religiosas.

No seremos intimidados por ningún poder cultural o político que quiera acallarnos y rechazaremos medidas que busquen opacar nuestra conciencia cristiana o restringir nuestra libertad de expresar las creencias Cristianas o el que adoremos y obedezcamos a Dios.

Compromiso

Llamamos a todos aquellos en el Reino Unido en posiciones de liderazgo, responsabilidad e influencia a comprometerse a respetar, sostener y proteger el derecho de los Cristianos para mantener estas creencias y actuar de acuerdo a la conciencia Cristiana. Nosotros, los que firmamos esta declaración, somos Cristianos que creemos que proteger la vida humana, proteger el matrimonio, y proteger la libertad de conciencia son fundamentos para formar familias fuertes, comunidades unidas y una sociedad justa.

Al firmar la Declaración de Conciencia Cristiana Westminster 2010 nos comprometemos a adorar, honrar y obedecer a Dios, a ejercitar nuestra responsabilidad social de trabajar por el bienestar común y de someternos a toda autoridad gubernamental y obedecerla excepto cuando nos demande el actuar injustamente.

Llamamos a todos los candidatos parlamentarios a comprometerse a ‘respetar y proteger el derecho de los Cristianos, a sostener y expresar nuestras creencias Cristianas y actuar de acuerdo a nuestra conciencia Cristiana’. Para firmar esta declaración ir a este sitio web: www.westminster2010.org.uk

Bendiciones!

El Dr. Pedro Pablo Arias, es periodista, ha trabajado para radio y televisión. También es pastor y fundador del Ministerio Bendiciendo a las Naciones – Iglesia Cristiana de Newham en Londres. En el 2009 recibió el título de “Doctor Honoris Causa de Iberoamérica”, otorgado por el Consejo Iberoamericano en Honor a la Calidad Educativa con el auspicio de la OEA y universidades de América Latina, España y Portugal.

One thought on “Declaración de Conciencia Cristiana, Westminster”

  1. Quillamama says:

    Mis felicitaciones primeramente Leo gracias
    muy interesante tu pag.
    Me alegra sobremanera q la Iglesia se manifieste.
    En este momento tan importante.
    mis cordiales saludos
    Rosa WArd.
    Org. Eventos Culturales Latinoamericanos.
    Mienbro de la Campana x el Reconocimiento
    de los Latinoamericanos en Londres.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *